.

Muchas personas sufren migraña y depresión.

Por ello he invitado al blog a Lara Kanggs que es

  • psicoterapeuta
  • psicóloga
  • ex migrañosa

La semana pasada pudiste ver una entrevista a Lara Knaggs

Hoy viene de nuevo al blog para realizar un artículo sobre la migraña, los dolores de cabeza y la depresión, te dejo con sus palabras.

.

Dolor, migraña y depresión

El dolor y la depresión tienen una relación cercana. La depresión puede causar dolor — y el dolor puede causar depresión. A veces el dolor y la depresión crean un círculo vicioso en que el dolor empeora los síntomas de la depresión, y la depresión resultante empeora los síntomas del dolor (D. Hall-Flavin).

¿Qué es la depresión? La depresión es un trastorno emocional que causa un sentimiento de tristeza constante y una pérdida de interés en realizar diferentes actividades. Este estado puede afectar a las emociones, los pensamientos y la conducta, y puede causar una variedad de problemas físicos y emocionales.

A pesar de que la emoción que más asociamos a la depresión es la tristeza, es importante destacar que existen muchas otras emociones que acompañan a este estado. Como se irá hablando a lo largo del artículo, también hay otras emociones reprimidas, como la rabia, y el miedo. Y como iremos viendo, la depresión acaba por instalarse tras un periodo de reprimir las emociones, y no darles su espacio de una forma saludable.

Ninguna emoción es negativa ni positiva, todas tienen su función. La tristeza nos ayuda a buscar apoyo en otras personas, a descansar, a cuidarnos… es la represión de esta emoción, y la constancia de la misma, la que nos puede llevar a un estado depresivo.

¿Por qué hablar de migraña y depresión? Tú eres tus emociones, tus pensamientos, tus conductas y tu fisiología. Cada parte influye en el resto de partes. Por lo tanto, un dolor de cabeza o la migraña, puede estar diciéndote algo sobre tu estado de salud mental.

Para prevenir una depresión, puedes observar cómo se desarrolla tu vida, qué es lo que piensas, cómo gestionas tus emociones, cómo se encuentra tu cuerpo…

La depresión, al igual que los dolores de cabeza y la migraña, puede ser abordada desde diferentes focos. La psicoterapia integrativa es una de las formas en las que puedes acercarte a ti de una forma amorosa, comprenderte, aprender a gestionar tus emociones y prevenir estados depresivos, y también migraña o dolores de cabeza. Acudir a un médico y tomar medicación, es importante, en este caso hablaríamos de terapia combinada (médico y psicólogo al mismo tiempo).

Que aprendas a gestionar tus emociones, y cuidarte, es un pilar fundamental para prevenir tanto la depresión como los dolores de cabeza y la migraña.

En un proceso psicoterapéutico, también podrás conocer tus pensamientos, observarlos… a menudo comparo la psicoterapia con la atención plena y la meditación. Los beneficios pueden ser muy similares. Te conectas con tu esencia, te conoces mejor, aprendes a no juzgarte…

Puedes encontrar algunos beneficios de la meditación en el siguiente artículo de Séfora “¿Funciona meditar si sufres migraña?” y en este artículo mío la importancia de meditar “Aprende a meditar“.

.

Emociones y dolor de cabeza

Si padeces dolores de cabeza, es probable que aparezcan emociones como la tristeza, el miedo y la rabia. Todas estas emociones pueden alargarse en el tiempo y acabar convirtiéndose en un estado depresivo.

Al mismo tiempo, estudios demuestran que la depresión puede cursar con dolores de cabeza. Por lo que la aparición de dolores de cabeza puede desembocar en un estado depresivo, o un estado depresivo puede conllevar dolores de cabeza.

A veces al sentir tristeza, miedo y rabia, si no sabes cómo expresarlo, tu cuerpo puede manifestar un dolor de cabeza sin ser consciente, ya que un síntoma físico es más aceptado en la sociedad. Es más fácil decirle a tu jefe que tienes una fuerte jaqueca y que aquella tarde vas a trabajar dese casa, que decirle que estás muy triste y bloqueado porque tu pareja te ha dejado ¿verdad?

Si reprimes estas emociones, tu cuerpo puede buscar con el dolor, el hacer que descanses, que te tumbes en el sofá y que priorices tu autocuidado, que es lo que querías hacer en un primer momento y por las obligaciones y las agendas apretadas de hoy en día, muchas veces no puedes o no te atreves a hacer.

El dolor también puede provocar precisamente todo lo contrario a lo que querías hacer inicialmente, que es reprimir la comunicación de lo que piensas y lo que sientes. Entonces sucede que te quedas callada y entras en una posición de inactividad. Las emociones en este caso quedarían reprimidas, lo mismo ocurre antes de que aparezca un estado depresivo.

También puedes pensar que no puedes hacer determinadas actividades (saltar, correr cuando hay viento, comer chocolate…), ya que estas actividades pueden provocar un dolor de cabeza. Y el dejar de hacer estas actividades que pueden ser beneficiosas para ti, puede influir en tu estado emocional.

Al tener estos pensamientos, se le está comunicando a nuestro Sistema Nervioso Central, que actividades que no son peligrosas, pueden provocarnos dolor. Entonces, dejamos de hacer algunas actividades que podrían provocarnos bienestar.

 migraña y depresión

.

Dolor y daño no son lo mismo

Como dice el doctor Arturo Goicoechea, dolor no es igual a daño. Puede aparecer dolor cuando no hay daño. Podemos creer que determinadas situaciones pueden desencadenar un episodio de dolor, y aunque no haya daño el dolor puede aparecer. De ahí la importancia de observar nuestras creencias, sin juzgar, y constatar la información para ver si es cierto o no. Nuestro cuerpo se cree muchas veces lo que nosotros le decimos.

El cese de estas actividades, puede provocar un estado depresivo. Puedes creer que hay algo de malo en ti, que no sabes relacionarte con los demás y no sabes si aparecerá un dolor de cabeza, que te hará cancelar los planes… y todo esto, puede aumentar las probabilidades de acabar presentando un cuadro depresivo.

Comprender los dolores de cabeza, entender que no tienen por qué aparecer ante determinadas situaciones. Saber que el dolor no es imaginado, sino que es real, pero que puede ser inducido por creencias erróneas. Es fundamental. En este artículo del neurólogo Arturo Goicoechea se describe el funcionamiento de las creencias y el dolor: “Creencias y dolor“.

Cuando descubrimos que el dolor no tiene por qué estar asociado a un daño, puede que aparezcan en un primer momento pensamientos del tipo “Cómo he podido estar creyéndome esto toda la vida”… y podemos entrar en juzgarnos. Este tipo de pensamientos, solo entorpecerán el proceso de curación.

.

Qué hacer ante un dolor de cabeza o migraña

  • Acepta el dolor de cabeza cuando aparece, obsérvalo, intenta no juzgarlo. Esto es esencial para nuestra salud mental.
  • Es importante que nos cuidemos, y que si un día aparece un dolor de cabeza, no nos juzguemos por ello. Cultivar la paciencia es fundamental en todo proceso de cambio.
  • Cuando aparecen diferentes emociones, el querer reprimirlas, hará que salgan por otro lado e interrumpirán el curso de la vida. Si dejamos que aparezcan las emociones, y las observamos como un constante proceso de cambio, la vida puede parecer más sencilla y enriquecedora.
  • Es esencial escucharte. Observar qué ha pasado antes de que apareciese el dolor de cabeza. Qué necesitas ahora y qué habrías necesitado antes de que apareciese.
  • Crea una actitud compasiva. Y esta actitud puede aparecer si poco a poco vas introduciendo en tu vida los puntos anteriores. También realizando el ejercicio que aparece a continuación.

.

Un ejercicio práctico

Como te he dicho, una de las formas en las que el dolor puede disminuir e incluso desaparecer, es aceptando las emociones que aparecen durante el dolor.

Ejercicio dolor migraña

.

Por eso, la próxima vez que tengas dolor:

1.- Ten a mano una libreta pequeña que pueda ir contigo, o un papel y lápiz.

2.- Escribe lo siguiente: Dónde me duele/ ¿Me dice algo este dolor?/ Qué emoción aparece/ ¿Qué necesita mi cuerpo en este momento?

3.- Cierra los ojos, una vez identificado todo esto en columnas, y ponte la mano en el vientre e imagina que se va hinchando lentamente. Y toma conciencia de lo que has escrito anteriormente, sin juzgar, simplemente estando ahí con lo que hay.

Esta forma de estar contigo y con el dolor, poco a poco puede ir creando una actitud compasiva hacia ti misma, lo que te puede ayudar a conocer tu dolor, y por lo tanto a conocerte a ti misma.

.

El dolor como oportunidad

Con mi experiencia personal y la de mis pacientes, he podido observar que el mantener una relación saludable con nuestro dolor de cabeza, no juzgarlo, entenderlo, y aproximarnos de una forma amorosa a él, provoca una relación amorosa con nosotras mismas.

Así que la aparición de un dolor de cabeza puede ser una oportunidad para conocerte profundamente, observar tus miedos, tus emociones, y aprender a gestionar tu vida de una forma saludable.

Cuando los dolores de cabeza dejan de aparecer, cuando la migraña deja de estar en tu vida… ¿quién eres? Crear esa nueva identidad también es importante. Pensar en quién serías sin ese dolor, en qué podrías hacer, cómo quieres vivir tu vida…

Y ahí aparece un proceso de duelo. Al igual que nos despedimos de un ser querido, de una casa… despedirse de las migrañas, y darle la bienvenida a tu nuevo yo, es un proceso que también puede llevarse a cabo a través de la terapia psicológica. Porque el proceso no es lineal. Y tal vez crear tu nueva vida sin el dolor, aprender a gestionar tus emociones, aprender a cuidarte, pueda ser un objetivo terapéutico.

Bibliografía

Barlocher, D. (2005). Aliviar el dolor con Focusing: Técnicas efectivas para combatir el dolor de cabeza. Ed. Arkano Books.

Goicoechea, A. (2012). Migraña: Una pesadilla cerebral. Bilbao: Ed. Desclée de Brouwer.

Perozzo, P, Savi, L, Castelli, L, Valfrè, W, Lo Giudice, R, Rainero, I, Pinessi, L. (2005) Anger and emotional distress in patients with migraine and tension-type headache. The Journal of Headache and Pain, Volume 6, pp 392-399. doi

https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/depression/expert-answers/pain-and-depression/faq-20057823

https://headaches.org/2007/08/05/la-depresion-y-el-dolor-de-cabeza/

.

Mi Biografía

Mi nombre es Lara, Psicóloga nº col. CV14285 Psicoterapeuta y Counsellor Humanista Integrativa con perspectiva de género.

Acompaño a mujeres que quieren mejorar la relación consigo mismas. En las sesiones con las mujeres que acompaño vamos abordando las diferentes áreas de sus vidas. Una de las áreas en la que más profundizamos en el área pareja, desde una perspectiva individual. Esto quiere decir que se mejora la relación con una misma para poder mantener relaciones de pareja saludables.

También acompaño a mujeres que quieren mejorar su vida después de una ruptura de pareja, profundizar en su relación consigo mismas y trabajar su individualidad.

A través del proceso terapéutico, podrás ir mejorando la relación contigo misma para poder quererte bien y querer bien. Fomentar una relación amorosa contigo misma es esencial y te puedo acompañar en ese proceso.

En las sesiones integro todo aquello que pueda ser de utilidad para el crecimiento personal. Considero a la persona de forma holística; teniendo en cuenta sus cogniciones, conductas, emociones y fisiología.

Atiendo de forma online y en Londres de forma presencial.

Me puedes encontrar en: www.laraknaggspsicoterapeuta.com

Instagram: @lara_knaggs

Nos leemos en los comentarios. Dime, ¿conocías a alguien que se ha curado de sus migrañas? ¿Conoces al neurólogo Arturo Goicoechea?

.

Descubre ahora los tres errores que estás cometiendo con tu migraña y como solucionarlos.

Haz clic en la imagen.

.

¿Quieres saber más? También te interesará leer:

Entrevista Elena, psicóloga ex migrañosa

¿Tienes una personalidad migrañosa?

¿Tengo migraña o cefalea tensional?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies