Empieza a sonar un música muy cañera y bailable en una sala de congresos de un gran hotel.

Casi todo el mundo se levanta y empieza a bailar a oscuras.

Jamás pensé que un workshop de 18 horas de duración y 3 días en total impartida por un bioquímico, quiropráctico e investigador iba a comenzar así.

Tal y como te expliqué en mi anterior entrada: “Porque no consigues eliminar tus migrañas y como el Dr. Dispenza te ayuda a hacerlo” este fin de semana pasada he asistido a un progressive Workshop con Joe Dispenza en Sitges.

identificacion-sefora

Después de este momento divertido, Joe Dispenza sale al escenario, todo el mundo aplaude y comienza la magia.

Baja del escenario y realiza todas sus exposiciones en platea, al mismo nivel de los espectadores mirándonos a los ojos y, demostrando su dominio en arte de la oratoria. Las sesiones comienzan el viernes con dos horas de formación en el que Joe Dispenza casi ni respira.

 

¿Qué es el aprendizaje?

Joe comienza explicando como el aprendizaje se basa en la formación de nuevas conexiones sinápticas.

Cuando tú piensas alguna cosa, dos neuronas se conectan entre sí. Si éste pensamiento se repite la conexión se fija y se hace más fuerte.

Si no repites estos circuitos con frecuencia estas conexiones desaparecen en horas o días.

Pero si lo repites y lo repites este pensamiento pasa al programa subconsciente, de manera que realizas la acción o pensamiento de forma automática sin saber muy bien como lo has hecho.

 

Cambios en la realidad

Joe continúa explicando que si quieres tener una nueva realidad (por ejemplo, sin migraña) debes cambiar tu personalidad, de manera que para cambiar tu personalidad debes cambiar tus pensamientos y estos cambiaran los hábitos y emociones del pasado.

Si sigues con los mismos pensamientos, tendrás los mismos hábitos y emociones generando la misma personalidad y la misma realidad.

Es lo que siempre te digo yo: “Si sigues pensando lo mismo, comiendo lo mismo y haciendo lo mismo, seguirás teniendo las mismas migrañas”.

¿Me sigues?

Te pongo un cuadro resumen incluyendo el tema de la migraña (que es el que te interesa):

infografia-joe-dispenza

Así si tienes las mismas elecciones y comportamientos sellas las mismas emociones y se fijan en tu personalidad. En tu caso la migraña se repite porque tu cerebro ha “aprendido” a desarrollar una migraña como parte de tu realidad.

Cuando algo es automático tu cuerpo coge el control, puesto que al haberse transformado el hábito sabe hacerlo mejor que tu cerebro.

 

Pasado, presente y futuro de la energía

Por todos es sabido que donde pones la atención pones la energía y que las emociones son energía en movimiento.

Constantemente dirigimos nuestra atención hacia el pasado ( y extrapolas a tu futuro).

Piensas en como tu madre tiene un carácter fuerte y cada vez que piensas en aquellas discusiones del pasado cuando  tú eras adolescente llevando tus pensamientos y tus emociones a tu realidad presente y replicándola en el futuro.

Hoy te has levantado por la mañana, has parado el despertador, has cogido el móvil, mirado el Facebook, el Twitter, Instagram (¡nadie me puso un like en la foto con mi gato!), vas a la cocina, te pones un café, vas al baño, te duchas siguiendo el mismo orden, te lavas los dientes de la misma manera, vas al mismo trabajo en el mismo coche y conduciendo como cada día, te relacionas con los mismos compañeros de igual forma, te quejas de la crisis, sales del trabajo, vas al gimnasio, compras la misma comida de siempre, ves el mismo programa de televisión, y te vas a dormir en el mismo lado de la cama.

¿Cómo pretendes que suceda algo diferente en tu vida si cada día haces y sientes lo mismo?

No dejas sitio para nada nuevo.

Y al día siguiente repites lo mismo, y al día siguiente lo mismo… de manera que puedes extrapolar un día pasado con un día futuro.

Repites, repites y repites. Fijas neuronalmente tus pensamientos, tus emociones y tus actos.

Con estas ideas resonando en mi cabeza finaliza la jornada del viernes y todos nos despedimos mientras la música discotequera vuelve a sonar.

Mañana más conocimiento.

 

Adicción y Estrés

El sábado Joe Dispenza comienza hablando de la adicción. De cómo nos hemos hecho adictos a las hormonas del estrés. Éstas que nos generan odio, negativismo, rencor, enfado…

Las potenciamos cada día, sin darnos cuenta, porque ya son un hábito.

Llamamos a nuestra hermana y le decimos: “Yo sufro más que tu” y tu hermana responde “Yo más”. En el trabajo nuestro parloteo mental nos dice “Mi jefe es insufrible, ¿Qué habré hecho yo para merecer esto?”

Día tras día, semana tras semana, mes tras mes.

Para salir de esta espirar hemos de practicar la metacognición. Observar lo que somos.

Pero si estas estresado esto no lo vas a poder realizar.

Porque te levantas, paras el despertador, miras el móvil (Facebook, Twitter, Instagram), vas a la cocina, haces café, vas al baño, te duchas, vas al trabajo, te quejas del trabajo, de la crisis, después al gimnasio a la compra, ves la tele y, justo antes de ir a dormir, te lees un párrafo de un libro de autoayuda y caes rendido hasta el día siguiente.

El 95% de lo que eres, de lo que es tu día a día está formado por movimientos inconscientes de queja, culpabilidad, negatividad…Y si no observas estos pensamientos y los traes a la realidad consciente no vas a poder ser consciente de ellos y, por lo tanto, cambiarlos.

Cuando uno está estresado, como ya hablamos en esta entrada, se genera una respuesta frente a una amenaza puntual, en la que segregaras hormonas para responder con la lucha o la huida, por ejemplo si un animal salvaje se te pone delante.

Y en ese estado es imposible ser creativo, cambiar sentimientos, sensaciones y hábitos.

Así que el primer paso para un cambio de realidad es alejarse del estrés.

O vives en modo supervivencia, o vives en modo creación.

Sin darte cuenta, y sin saberlo, repito, te has vuelto adicto a las hormonas del estrés y las hormonas del estrés, mantenidas en el tiempo activan los genes que desembocan en enfermedades.

Así que los pensamientos pueden enfermarte, pero los pensamientos también pueden sanarte.

 

Meditación

¿Y cómo eliminar la ansiedad y modificar tus pensamientos?

Mediante la metacognición (observación de lo que haces), la meditación y la creación de películas mentales.

Esta frase anterior fue exactamente lo que hice durante un año de mi vida para hacer desaparecer total y definitivamente mis migrañas.

Sin saber que era lo correcto, sin saber que podía hacerse.

Así que tú lo tienes más fácil.

Ya sabes exactamente que tienes que hacer.

Vuélvela a leer. Para curarte de las migrañas debes cambiar hábitos y pensamientos fuera de un entorno estresante y eso se consigue mediante la metacognición (observación de lo que haces), la meditación y la creación de películas mentales.

Así que tienes que estar tan ocupado arreglando tu vida, tus pensamientos, tus reacciones y tus sentimientos que no te darás cuenta que las migrañas habrán desaparecido.

Y cuando empieces a hacer esto empezaran a aparecer en tu vida serendipias, casualidades, encuentros. Y en ese momento sabrás que vas por el buen camino. Yo lo he visto en otras personas con migraña, y también lo he visto en mí misma.

Cambian un día y la vida se vuelve algo mágico. Parece como que las cosas se arreglan solas.

Porque dejas de estar anclado a una persona que ya no eres.

Ya no miras tu vida con las gafas del pasado.

 

Genes

Cuando tú piensas algo se activan unos genes que sintetizan proteínas y esas proteínas son físicas, por ejemplo las proteínas del estómago.

Veámoslo con un ejemplo de Dispenza.

Cogieron a un grupo de pianistas y les enseñaron una canción que practicaron durante 5 días. Como es un nuevo aprendizaje generaron nuevas conexiones entre neuronas.

Simultáneamente cogieron a un segundo grupo de pianistas que ensayaron durante una hora al día la misma canción sin tocar una tecla, pensando meditativamente sobre ello. Después de un escáner cerebral observaron que se habían activado los mismo circuitos neuronales que los que ensayaron realmente con un piano y eran perfectamente capaces de tocar la canción en un piano de verdad.

Coge aire, estos párrafos también me dejaron a mi sin aliento hace casi diez años cuando los leí por primera vez.

Así que es posible encender y apagar los genes a voluntad o de manera consciente como en un árbol de navidad.

Es tu decisión seguir viviendo en piloto automático o modificar tu vida conscientemente.

Y para que tu cerebro no se recaliente, dejo el resto de la información aprendida para otra entrada, en donde explicaré la segunda parte de lo que el Doctor nos enseñó para cambiar nuestra realidad.

Nos vemos más abajo, en los comentarios. Dime algo, así no sabré que estoy sola. ¿Alguna vez te has planteado que puedes ser una persona diferente? ¿Has intentado cambiar? ¿Crees que eres adicto de forma inconsciente al estrés y la negatividad?

En la foto mi marido y yo en la puerta de la sala de congresos.

 

[Si no quieres perderte más artículos como este no olvides apuntarte a la newsletter aquí]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

RECIBIR LAS 14 CONFERENCIAS DE LOS EXPERTOS

"I Congreso de Enfermedades físico-emocionales"

You have Successfully Subscribed!